5 snacks saludables en Mésame Mucho

Picar entre horas, esa placentera forma de darle a la boca una canción más, de seguir bailando. El bis que nos pide el estómago entre desayuno y comida, entre comida y cena. La última canción. A veces, las ideas de snacks se nos hacen bola y acabamos llevando en el bolso cualquier cosa que nos alivie los entre tiempos. Hoy comparto contigo 5 snacks rápidos de preparar y que vas a poder hacer con unas deliciosas manzanas Marlene y lo que tengas en casa, ¡ya verás!

5 recetas de snacks para picar entre horas

  1. Chips de manzana con canela. Corta varias manzanas en rodajas finas, puedes hacerlo con un cuchillo o con una mandolina. Yo lo hago a cuchillo porque me gusta que queden irregulares, artesanas, absolutamente caseras. Ponlas en una bandeja de horno sobre el papel de hornear y con la temperatura bien alta, déjalas que se doren durante algunos minutos hasta que estén crujientes. Recuerda que crujirán una vez que se enfríen. Espolvorea canela y guárdalas herméticamente para ir picando cuando te apetezca.
  2. Sándwich césar. Saca dos gruesas rebanadas de manzana. Prepara un cuenco pequeño de ensalada césar: lechuga, salsa de yogur, pechuga de pollo y parmesano. Ponlo entre rebanada y rebanada y disfruta del sándwich más fresco y crujiente.
  3. Tartaletas de crema de cacahuete y toppings. Corta la manzana en rebanadas y quítale las pepitas centrales. Unta la crema de cacahuete y añádele tus toppings preferidos: frutos rojos, avena, queso fresco, canónigos. Un bocado dulce, crujiente y carnoso con el que disfrutar de un snack digno de fiesta.
  4. Tosta de hummus con manzana y brotes de rábano. Esta opción te sirve para picar entre horas, como desayuno o como cena ligera. Tuesta tu pan preferido, unta una buena cucharada de hummus, corta dos finas láminas de manzana y añade unos brotes frescos de rábano. Un chorrito de aceite de oliva, una pizca de sal y pimienta y a gozar.
  5. Powerballs. Estas trufas te darán power para seguir con la jornada los días que sientas que necesitas un empujón. Pequeños bombones dulces que se hacen, simplemente, triturando manzanas, dátiles y muesli. Haces bolitas con las manos y los dejas reposar en frío. Te los puedes comer así o también puedes hornearlos un pelín, rebozarlos en cacao o frutos secos. ¡La imaginación sin límites!

 

¿Qué otras ideas tienes para disfrutar de picar entre horas?

Deja tu comentario