Tienes los pies fríos, la punta de tu nariz color coral y en las palmas de tus manos se podría hacer patinaje sobre hielo. El frío viene, como casi siempre, de sopetón. El cielo gris plomo te empuja a una esquina del sofá y tu manta de siempre huele a invierno. En el deseo de tener una chimenea chiporroteando en el salón te vas a preparar un agua calentita de horchata que, no hipnotiza como el fuego pero calienta como una fogata. No te preguntes qué necesitas porque tengas lo que tengas, lo tienes todo para preparar el agua de horchata.

No sabes si va a llover fuera pero ojalá lo hiciera a mares o a océanos porque tienes el mejor escondite del mundo en la esquina de tu sofá. No te has quitado el pijama y llevas la camiseta por dentro del pantalón para que no haya contacto entre tu piel y el mundo. Los topos y la franela le sientan fenomenal a los domingos perros. Hoy no estás para nadie, estás para ti que ya iba tocando. Vas leer hasta que se te cierren los ojos y, después de la siestaca, verás una película de esas romanticonas con las que reír y llorar a partes iguales.

Huele a invierno por debajo de la puerta y aunque no tienes castañas para asar, nunca te falta el arroz en la alacena; tienes un arsenal de botellas de Bezoya en el primer armario de la izquierda y la canela en rama en el segundo cajón. Ya puede caer una nevada de cine hasta el lunes por la mañana que tú te vas a preparar un agua de horchata calentita para este fantástico día vagueril de peli y manta, ¡te lo has ganado!

Ingredientes: 1 taza de arroz blanco, 4 tazas de agua Bezoya, 1/2 taza de leche condensada, 2 ramas de canela, 1 cucharada de canela molida y una tiras de piel de limón.

Receta agua de horchata caliente en X pasos:

  1. Vierte dos tazas de agua sobre la taza de arroz y deja que se hidrate durante 1 hora aproximadamente (esa horita de siesta).
  2. Pasada la hora de hidratación del arroz, añade 1/2 taza de leche condensada, 2 ramas de canela y el resto del agua Bezoya.
  3. Viértelo en un vaso batidor y tritura.
  4. Cuela la mezcla sobre una olla, añádele una piel de limón y calienta sin dejar de remover durante 10 minutos.
  5. Sirve tu agua de horchata en la jarra de #aguacadabra y añade, para decorar, una pizca de canela espolvoreada, una tira de piel de limón y una rama de canela.
  6. Rodéalo con las manos, tápate con la manta y pon el play 🙂

Si te ha gustado esta receta, tengo otro plan: agua de chocolate para mojar en

sofá, película y manta.

Deja tu comentario