Es verano. Todo el año esperando que fuera verano y ahora se me planta delante sin más y me sube el calor por las pantorrillas como tratando de escalar para susurrarme poco a poco que van a aumentar las temperaturas y con ellas las ganas de jaranas en la terraza, planear cumpleaños y caminar descalza por casa.

Caminar descalza es mi segunda cosa preferida de junio, la primera es tener la nevera llena de jarras con agua de frutas fresquita diciéndome al oído “estoy aquí para ti”. En cualquier época del año preparo aguas infusionadas, ya lo habréis visto en #aguacadabra (mi colaboración para el blog de Bezoya), pero en verano me recreo inventándome combinaciones que conviertan mis tardes sudorosas en verdaderos templos de la hidratación saludable. Un espectáculo al alcance de cualquiera, una opción visual, rápida y deliciosa para disfrutar entre amigos antes de la barbacoa.

Te voy a adelantar mis 5 recetas de agua infusionada para disfrutar en verano, algunas las tienes ya en el blog de Bezoya y las que faltan te las iré contando allí en estos meses de sol y playa.

1. Frambuesas + lima

agua frambuesas y lima

Las frambuesas son las chicas monas de cualquier cesta de picnic, la fruta deseada en el desayuno y la novia perfecta de la lima.

2. Fresas + romero

agua de fresas

Este agua de fresas y romero es tan fotogénica que da pena bebérsela. Te aseguro que no te podrás resistir después de haberle dedicado 27 fotos en instagram.

3. Ciruelas + limón

agua de ciruelas

Las ciruelas, ese actor secundario que debería tener un papel protagonista con aplauso asegurado.

4. Sandía + rabanitos + menta

agua de sandía

Este agua infusionada se va a convertir este verano en la reina de tu jaranas estivales.

5. Cerezas + pepino

agua de ciruelas y pepino

Las cerezas pónmelas de dos en dos por favor, o de cuatro en cuatro. Es más, pónmelas a montones, a montañas. Ponme hondonadas de cerezas fresquitas.

Además, te dejo con el vídeo del último taller que hice junto a Bezoya en Madrid junto a un grupo simpático de foodies empedernidos dispuestos a beberse el mundo.

un comensal ha hablado

  • 27 Junio 2016

    Me encanta este post! Anoto para el verano, esta´genial 😉