No soy buena en matemáticas, pero sé que si sumas queso + piña + almedras + Navidad te sale a beso. En realidad, cualquier cuenta matemática que lleve la leche transformada en eternidad me va a dar como resultado amor absoluto. Soy una amante de los quesos: en la mesa, en bocadillo, para picnic, con vino, con pimientos, para desayunar o para cenar en una tabla repleta de amor.

Por eso, cuando me enteré que en el Mercado de San Antón había un show cooking de Quesos Castello en el que el cocinero Enrique Ortueta nos iba a enseñar infinidad de maneras para casar el queso, cogí la cámara y me fui para allá.

Si no fuiste, en la web www.quesoscastello.es hay ideas de aperitivos para Navidad de los que nos podemos enamorar. Me saliva la boca al pensar el power que puede tener el queso con pimienta combinado con jalapeños, el queso azul con mermelada de pimientos o el queso con piña envuelto en cecina.

Y a ti, ¿qué combinación con queso te sabe a beso?

Deja tu comentario