Verde que te como verde. El paracaídas en mis platos, el capricho de mis ojos, la fuente de inspiración en mi nevera. Es un color que ha entrado como un remolino en las cocinas, revolucionado nuestras recetas. Algunos ya hemos incorporado este color a nuestras bebidas, añadiendo ingredientes vegetales que antes no imaginábamos en su versión licuada. Si eres de los que todavía no te has atrevido con los batidos verdes pero tienes ganas de probarlos, la receta de hoy es para ti.

Para ti, que te escondías las croquetas de espinacas en los bolsillos del babero del colegio. Para ti, que no eras capaz de morder un tomate cherry sin que se te erizaran los pelos de la espalda. Para ti, que separabas los ingredientes del plato como un puzzle de colores para elegir tu propio arcoiris. Y para ti, que te cuidas y quieres seguir haciéndolo de todas las maneras posibles.

Receta de batido verde para los que no toman batidos verdes:

Ingredientes. 1/2 pepino, 1 manzana, 1 ramita de apio, hojas de espinaca, 1/2 limón, 2 vasos de agua Bezoya y hierbabuena.

  1. Pelar el pepino y cortarlo en trozos.
  2. Corta la manzana manteniendo la piel (siempre que esté limpia y sin cera)
  3. Pela el apio para quitarle los filamentos y córtalo en trozos grandes.
  4. Saca el zumo del medio limón.
  5. Vierte todos los ingredientes en un vaso batidor, incluidas las hojas de espinaca y hierbabuena.
  6. Añade el agua Bezoya.
  7. Personalización: En este punto puedes personalizar tu batido verde con especias o semillas tales como; cayena, miel, semillas de amapola, lino, etc.
  8. Tritura hasta que quede una textura homogénea.
  9. Añade un hielo si te apetece fresquito y disfruta de tu primer batido verde.

Si tu primer batido verde te encanta y acabas de descubrir que va a ser tu nueva adicción. Te invito a que te animes con el batido de aguacate, lo descubrí en Marrakech y es mi nueva ‘chuchería’. Eso sí, llena que da gusto. Así que resérvalo para un día de brunch o alguna merienda con power.

(!)Truco: Si intuyes mientras lo estás preparando que no te va a seducir su sabor, añádele un poco más de zumo de limón y una cucharadita de azúcar moreno.

Deja tu comentario