06 Feb 18

Cuando consigues que todos te miren los huevos

Hace tiempo que quería hablar de esto, por mis huevos. Aquellos huevos que mi madre me trae del pueblo frescos, en bolsas de cartón, sobre camisetas de algodón, envueltos en papel de periódico o colocados -frágiles como joyas- en recipientes improvisados que hacen sorprendentemente de huevera tan bien como las hueveras hacen en ocasiones de joyero, porta velas, mini terrario o paleta de pintor. El factor sorpresa, eso es lo que más me fascina cuando me los entrega. La absoluta genialidad que los envuelve. Queridas marcas foodies, hay que salir a la calle vestidas para impresionar. Todas las marcas deberían…

Sigue leyendo