Todos tenemos un restaurante que es nuestra niña bonita. Un restaurante en el que no sabemos muy bien cuántos factores intervienen para que se convierta en el restaurante que recomendaríamos a diestro y siniestro. El restaurante que nunca nos falla y siempre nos sorprende. El que sale en todas las listas de primeros planes cuando tenemos visita. Ese restaurante es para mi ‘Claxón, cruce de cocinas’. Un restaurante situado en el centro de Palma, con una decoración para quedarnos a vivir y una cocina muy atractiva con emplatados sencillos y visuales.

Tres chicos de treintayalgunos años son los artífices de Claxon. Emanan vitalidad y ganas de perseguir sueños, porque al fin y al cabo cuando cumplimos un sueño, como en su caso pudo ser la creación del restaurante en 2013, se desbloquean otros muchos sueños. Lo digo a sabiendas, porque a nosotros nos está pasando con Mésame Mucho. Una vez ves que lo que hemos ido construyendo se convierte en tangible y real, sin darte apenas cuenta te has puesto otra meta. Ahí va otro sueño por perseguir, otro objetivo por el que seguir alimentando el proyecto. Y eso me resulta fascinante, creo que es uno de los motivos por los que me siento cómoda en Claxon, porque es un lugar que está vivo.

_MG_1572 Claxon Collage 4 10417947475_75a14f7495_k

Además, y vayamos al grano, tienen menú del día por 13’50e. Las fotos que acompañan este texto es lo que os encontraréis si tenéis la oportunidad de ir. No es el típico anuncio de McDonalds, es así. De hecho, estas fotos están sacadas durante el servicio en vivo de Claxon en el momento en el que los platos se quedan en la encimera de la cocina esperando a que los saquen las chicas de sala. En el menú del día se compone de un primero, segundo y postre. Aquí podéis ver el de esta semana. En el que hay platos como ensaladilla de langostinos con emulsión de piquillo y aceituna verde, risotto de puntalette con gorgonzola y espinacas o brownie de castaña y ron con helado de chocolate blanco. Todo esto servido en recipientes que te querrás llevar a casa, ¡sobretodo si te toca uno de los postres que sirven en los botes de compota! En los 10 fichajes para tu cocina hay un cacito parecido al que ellos utilizan para las cremas o sopas. No me digáis que no es un restaurante para descubrir al mundo y llevarte un tanto por acierto en la recomendación.

Claxon Collage 5 _MG_1570 Claxon Collage 2

La decoración también está diseñada por ellos mismos, pidieron hacer mesas de madera con revestimiento y patas de acero que tienen diferentes opciones dependiendo de los comensales. Juegan mucho con la mezcla industrial y vintage. Sifones, cajas de fruta antiguas y una moto clásica que invita a querer recorrer con ella todos los rincones de esta isla. La cristalera que da paso a la terraza, ¡sí, tienen terraza! y reconozco que a pesar de que el interior de Claxon es una maravilla, la tímida luz de su terraza y los árboles que la arropan la convierten en mi lugar favorito del restaurante.

Se diferencian por conseguir ofrecer un menú de autor con cocina de mercado a un precio competitivo, porque el local tiene carácter y ellos carisma y además porque piensan en los detalles, como por ejemplo en las personas con intolerancias alimentarias o en nuestros amigos más fieles, los perros. ¡Tienen un menú para perros, para que todos disfrutemos de la misma manera!

15089312498_3b6ecb7e73_b _MG_1522

Fotografía: Iaia Cocoi y Manu Mielniezuk

Por eso y por otras muchas cosas tengo la seguridad de que Claxón y Mésame Mucho van a hacer buenas migas. Espero poder daros noticias pronto de lo que nos traemos entre manos. Os adelanto que es para vosotros y nosotros, para que disfrutemos y creemos cosas juntos. Y hasta aquí puedo leer.

¿Los que sois de Mallorca conocíais Claxon? Y los que no, ¡ya tenéis un círculo en vuestro mapa!

Deja tu comentario