Recuerdo como olía la casa por la mañana los sábados de verano. Sólo por el olor podía sentir el crujir de la masa entre mis muelas. Me levantaba de un respingo y descalza, en bragas y camiseta, me iba hacia la cocina siguiendo el rastro de la coca de verduras de mi madre. Un vaso de leche con pajita y la coca recién salida del horno sobre la servilleta. Siempre me ha gustado mezclar dulce con salado. La masa se deshacía en la boca y me crecía una inevitable sonrisa que me achinaba los ojos.

Paladeando este recuerdo he decidido reinventar su receta de coca de verduras añadiéndole setas, queso de cabra, flores y mermelada de endrinas. Las endrinas son unas frutos pequeños de apariencia similar a la uva que crecen en un arbusto de la familia de las rosáceas, tiene sabor agridulce y se utilizan principalmente para elaborar el pacharán. De ahí que Zoco haya creado la mermelada que me ha motivado a hacer esta versión de coca de verduras con queso, flores y mermelada artesana de endrinas.

Ingredientes:

  • Para la masa: 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1/2 vaso de agua tibia, 20g de levadura, 300g de harina de fuerza, 1 pizca de azúcar y 1 cucharada de manteca.
  • Para el relleno: 1 pimiento, 1 tomate, 1 berenjena, algunas flores comestibles, albahaca fresca, setas y una cucharada generosa de mermelada artesana de endrinas de Zoco.

Preparación en 5 pasos:

  1. Mientras el horno se calienta a 220, vierte en un bol todos los ingredientes de la masa. Mézclalos con las manos hasta que quede una mezcla homogénea que no se pegue en el bol. Reserva.
  2. Lava y corta todas las verduras. Reserva la albahaca, las flores, el queso de cabra y la mermelada para añadirlo cuando salga del horno.
  3. Estira la masa sobre una bandeja fina de hojalata, distribuye las verduras sobre la masa y hornea durante 25 minutos aproximadamente.
  4. Deja enfría un pelín y añade las hojas de albahaca, un trozo de queso de cabra en rulo, las flores y una cucharada de mermelada artesana de endrinas de Zoco.
  5. Y, en este punto, sólo queda disfrutar.

Deja tu comentario