Muchos fines de semana los paso en casa de mi madre, en un pueblo en el interior de la isla. Está a 30 minutos de mi casa y lo pasamos entre el huerto, la playa y la cocina. En casa, cada día es fiesta porque sí y planificamos banquetes con excusas absurdas para celebrar algo siempre. Celebramos que nos levantamos tarde, que el cielo está lleno de estrellas, que mi sobrino ha aprendido a nadar, celebramos que corre la brisa, que también viene mi hermana y mi hermano y mi sobrina que vive en Noruega. Celebramos que las gallinas ya no se comen los tomates, que hay huevos camperos en el mercado y que huele a jazmín.

Siempre lo celebramos todo alrededor de la mesa. Y el último banquete en casa de mi madre fue este de huevos fritos camperos, con patatas y gambas al fuego de leña. ¡Oh, qué maravilla tan simple!.

Mi Petita es una experta en cocinar al fuego de leña, hace las mejores paellas que he probado y regula la llama como si fuera un fogón. Así que yo me puse a quitarle los pelos a las gambas, mi cuñada corto las patatas gorditas y mi hermana hacía de pinche con una mano en la mesa y los ojos puestos en la guía de Tailandia. Se va mañana, la muy… guapa.

huevos-con-gambas-6 huevos fritos con gambas Collage 3 huevos-con-gambas-10 huevos-con-gambas-14 huevos-con-gambas-13 huevos-con-gambas-15

¿Receta? Para mí, el ingrediente clave de este plato es la leña. El sabor que le da es indescriptible. La leña y la calidad de los productos. Los huevos camperos de verdad, de esos que vienen con plumas pegadas y la cáscara sucia.

Nosotros nos sentamos a la mesa y siempre empezamos la comilona con una ovación al grito de ‘¡un aplauso para la cocinera!’. Porque siempre hay excusas para celebrar con huevos fritos y lo que sea. Ya lo decían las abuelas si nos quedábamos con hambre, ¿te frío un huevo?.

Pues eso, ¡no nos quedemos nunca con hambre de celebrar!

8 comensales han hablado

  • 4 agosto 2015

    ¿Te frío un huevo?, también lo dice mi madre si ve que me quedo con hambre. Y es que es el mejor manjar de la cocina mediterránea que existe. Con langostinos tienen una pinta estupenda… esa leña… Acabo de desayunar y ya me estoy relamiendo…

  • 4 agosto 2015

    Esos huevitos de campo es lo que más me gusta a mí. Cuando me los traen a casa los cogemos como si fueran oro y los cuidamos. Madre mía qué placer más ricos. Y esas gambas, son gambones más bien. Muy buena pinta Martita!

  • 4 agosto 2015

    Que ricos!! Marta en Palma hay un sitio que los hacen con bogavante, espectaculares ?

    • 29 septiembre 2015

      ¡Sí, sí!… conozco varios… uno de ellos en Algaida, pero ahora ya me pilla un poco lejos 😉

  • 5 agosto 2015

    ay…eso tiene que ser pecado. que pintaca!!!

    me encanta el celebrar porque si…porque puede ser nuestro «NO CUMPLEAÑOS» cada dia, y es que yo siempre he vivido en mi pais de las maravillas con el sombrerero loco.
    Disfrutar de los placeres de una buena mesa… y disfrutar, compartir y como no…saborear lo bueno que nos dan las cosas del huertico y de lo natural.

  • 9 agosto 2015

    Me encanta la frase «Te frío un huevo?»
    Y ese plato, esas reuniones y estas fotos son pura delicia. La única vez que he comido algo parecido fue en Formentera. Que sigáis celebrando todo, siempre!

    • 29 septiembre 2015

      ¡Gracias Marta, y que tu lo veas! Por cierto, ¿te frío un huevo? 😀

  • Victor
    11 septiembre 2015

    Posiblemente, o sin el posiblemente, mi plato favorito. Los «sencillos» huevos fritos con patatas y además con unos «amigüitos» marinos de esos que tienen patitas. Mmmmmmmmmmm se me hace la boca agua y me pongo en «Mode Homer On». 😉