Puede que se acaben las vacaciones pero no el verano, puede que dejes de tener el pelo chorreteando por la espalda, los dedos arrugados y los labios cortados de estar todo el día a remojo entre la piscina y el mar. Puede que ahora mires el reloj, te pongas el despertador y cojas el metro, el coche, los atascos. Puede que pase el tiempo, sí, pero tu verano no acaba hasta que tú no decidas que acabe.

Te encanta sentir como se te estremecen los carrillos y los dientes cuando masticas el hielo que queda en el fondo de un vaso de agua bien frío. Está bien, no hay que hacerlo pero las vacaciones están para saltarse las normas. Y los granizados, ¿qué me dices de los granizados? Los sorbes en el borde de la piscina con los pies a remojo haciendo movimientos graciosillos con los dedos y te sientes la reina del mambo. No hay placer más sencillo que sentir fresquete en el día más caluroso del año y yo te voy a dar 3 recetas en las que vas a querer sumergirte.

En verano eres un poco vagueras, reconócelo. Todos lo somos o, mejor aún, todos deberíamos serlo. De hecho, en verano debería estar prohibido llevar reloj, encender el horno, hacer la lista de la compra y pasar un día sin comer gazpacho y fruta a tutiplén, tumbada como una egipcia o¡en sándwich si hace falta!

Para ti, que te pirra que se te duerma un pelín la lengua del frío, que se te ponga la piel de gallina de gustirrinín y que valoras el tiempo más que nunca el mes de agosto, van estos

3 granizados naturales exprés para amantes de la fruta:

Granizado exprés de zanahoria y sandía: Esta combinación es sorprendente, nunca la había probado pero ahora la utilizo para infinidad de cosas, ¡incluso en ensalada! Para hacer el granizado exprés de sandía y zanahoria sólo tienes que cortar la sandía, cortar la zanahoria (sin pelar), añadirle agua Bezoya y triturar hasta que quede una mezcla fina. Si eres un poco tiquismiquis puedes pasar la mezcla por un chino o colador para que quede una textura sin filamentos. Si, en cambio, te gusta encontrarle cuerpo estará estupenda así.Llena tu tarro de #aguacadabra de hielo picado hasta arriba, vierte el batido y decóralo con un trocito de sandía.

Granizado exprés de limón, pomelo y jengibre: Un clásico, el batido de cítricos por excelencia, la maravilla absoluta si te gusta sorber y notar un sabor punzante en el paladar. Para preparar este granizado exprés, pela el limón, el jengibre, el pomelo, una pizca de azúcar moreno y agua Bezoya. Si hiciste la limonada casera que te conté aquí (enlace a limonada casera) verás cierta similitud ya que tienen una base parecida. Bate los ingredientes hasta que quede una mezcla homogénea y sírvelo en el tarro lleno de hielo picado con una rodaja de pomelo y una rama de romero fresco para decorar.

Granizado exprés de frutos rojos y semillas de chía: Este granizado es el que tiene la textura más especial. Es el granizado con el que te tienes que atrever si te gustan los sabores y texturas especiales. Para hacer el granizado exprés de frutos rojos y semillas de chía lo único que tienes que tener previsto es que haber congelado los frutos rojos previamente, la textura queda muy diferente a si los trituras al natural. Por lo que, para preparar este granizado tendrás que mezclar en el vaso batidor frutos rojos congelados, una cucharadita de semillas de chía y agua Bezoya. Es opcional si quieres ponerle un chorlito de miel. Tritura y sírvelo en el tarro repleto de hielo picado decorándolo con una ramita de grosellas.

¿Te animas a preparar granizados exprés con frutas naturales en casa?

Te invito a que lo preparemos juntas, paso a paso, con el siguiente vídeo.

un comensal ha hablado

  • Fernando
    28 agosto 2017

    Hola, Marta. Humm, muy explicativo el vídeo de cómo hacer granizados este verano. Útil, práctico, y debe estar delicioso. Un saludo.