La mesa, la gran protagonista de las navidades. La que se viste de gala a diario y se despierta con restos de brilli-brilli, manchurrones de lo que llevaba el canapé y servilletas con carmín. Qué bonita la ponemos y que poco se queja. Si quieres ideas sencillas para poner la mesa en Nochevieja, cómete este post hasta el final y disfruta de decorar la mesa y de preparar la comida estas fiestas sin estreses.

Entramos en época de turbulencias, poco tiempo, muchas luces y grandes comilonas. Nos esperan horas alrededor de la mesa, los codos sobre el mantel, las lentejuelas en el vestido y las medias con pantuflas. Te gusta ir arreglada pero informal, un clásico navideño para disfrutar en familia. Te pones mona de tobillos para arriba de puertas para dentro y mientras llevas la toalla enroscada en la cabeza al más puro estilo años 80, le das a la máscara de pestañas y le guiñas un ojo al pastel de salmón que te mira sonrosado desde la encimera.

Lo tienes todo preparado, a falta de poner la mesa, y cualquiera diría que has hecho malabares entre el mercado y la cocina para preparar tal despliegue de delicatessen: vieiras rellenas, pastel frío y canelones de pato y foie. Éstas son, entre otras, las maravillas caseras que danzarán en tu mesa como si fueras Carme Ruscalleda. El truco, como siempre, Casa Mas y las manos divinas que preparan tal menú como si fuera tuyo.

Ideas sencillas para poner la mesa esta Nochevieja:

  1. Guirnaldas de luces como centro de mesa. Aunque sea a mantel pelado, las lucecitas siempre visten en estas fechas. Ahora puedes encontrarlas en cualquier tienda, hazte con una de esas guirnaldas que van a pilas y no necesitan enchufes.
  2. Una oda al reno. Si tienes niños pequeños, aprovecha sus renos, caballos y papanoeles varios para desperdigarlos a modo ‘camino de mesa’. Verás que entorno mágico crean. Aprovecha para poner algunas figuras de chocolate enfundadas en trajes navideños, ¡hay infinidad en esta época! Desaparecerán de la mesa con el café para fundirse en la boca de tus invitados.
  3. Como base de tu camino de mesa y entre algunos de los elementos que la ocupen, esparce nieve. Existen unos copos artificiales que funcionan como escarcha y quedan preciosos. Pon unas velas en varios puntos, la idea es ir creando un ecosistema que una todos los elementos de tu camino de mesa heartmade.
  4. Popurrí reciclado. Puedes cortar papeles de revistas que ya no uses, entre sus páginas seguro que encuentras tonos rojos, verdes o dorados. O también, como yo, puedes utilizar las virutas de cartón que vienen en algunos paquetes protegiendo el contenido para darle un toque de color a tu camino de escarcha.
  5. La estrella. Localiza entre tus cajas navideñas o tu decoración habitual un elemento que haga el símil de la estrella del árbol pero en la mesa. El epicentro de tu camino de mesa, el protagonista de toda la flora y fauna que has decidido poner y que dejará a tus invitados con la boca abierta. Tu pieza fetiche.

Bonus track si te haces con unas servilletas jingles con mensaje y atuendo navideño para que los morros rojos dejen un mensaje personal en cada una de ellas. Al recoger la mesa te puedes encontrar con verdaderas obras de arte cubistas.

¿Habías puesto la mesa en Navidades con algunas de estas ideas?

Feliz año, feliz vida

Deja tu comentario