Ahora que hace un frío que pela sólo pienso en que llegue el tiempo de celebrar banquetes al aire libre, rodeada de árboles, mini bombillas, y olor a hierba mojada. Aunque para eso todavía tendré que esperar unos meses. En muchas ocasiones lo que más suma para que una mesa sea especialmente bonita es el enclave en el que esté situada, y pocos lugares nos van a aportar más elementos que una localización en plena naturaleza.

La mesa boho que os traigo hoy está situada en un bosque, al lado de un arroyo. Un lugar idílico en el que se funden los elementos de la mesa con la naturaleza del lugar. Ya me imagino montando una parecida en alguno de los merenderos que tengo fichados.

La composición y los elementos son preciosos, un estilo con el que me identifico. La base rústica con un camino de mesa fucsia y blanco, varios arreglos florales en caída libre, piedras preciosas, utensilios vintage, cristal y el sonido del agua fluyendo. ¿Os imagináis qué maravilla? Una combinación de colores, estilos y elementos perfecta para una comida especial.

Bohemian tablescape 6 Bohemian tablescape 4 Bohemian tablescape 9 Bohemian tablescape 12 Bohemian tablescape 13 Bohemian tablescape 11 Bohemian tablescape 8 Bohemian tablescape 5 Bohemian tablescape 1Bohemian tablescape 3¿Quién se apunta a un Mésame Mucho Sauvage en un entorno como este?

Vía

4 comensales han hablado

  • 10 febrero 2015

    Qué bonito todo, Marta!! De dónde has sacado la mesa??

  • cristina
    12 febrero 2015

    Me encanta!!! sobre todo vajilla y cuberteria. Bonita decoración.

    • 31 marzo 2015

      ¿Te imaginas? Para este domingo tenemos previsto hacer un picnic en la playa, aprovechando que en la isla está haciendo sol de verano. No lo pondremos tan rebonito, será algo menos elaborado, pero el paisaje pondrá la mejor deco que podemos encontrar. A ver si me ánimo y comparto alguna foto por instagram. ¡Besitos!