Es sábado por la tarde o lunes, o miércoles. Qué más da, ¡es verano! Empieza a bajar el sol y hace un ratete en el grupo de whatsapp de los de siempre llegaba un mensaje en el que decidían por unanimidad que el día se acababa en mi casa. Soy la que tiene la terraza el césped más fresquete, la pantalla desplegada con lo último de Netflix, la piscina nocturna y la nevera llena de Cruzcampo heladas. No hay ninguna duda en que me han elegido como el mejor plan y saben que,además del maridaje cervecero, soy tan cocinillas que me pondré a preparar un picoteo veraniego para que se chupen hasta el codo.

En realidad me gusta que las jaranas se hagan en mi casa y siempre tengo un fondo de armario en la cocina con los productos básicos y los cacharros necesarios que me permitan en, casi cualquier circunstancia, preparar las 7 mejores recetas para organizar un picoteo veraniego en tiempo récord. Las comparto contigo porque tú también puedes gozar.

  1. Salmorejo de fresas y cerezas. Tomates, fresas, ajo, aceite de oliva, un chorrito de vinagre, una pizca de sal y unas rebanas de pan durete. Se tritura y a enfriar. Si no hay tiempo, le añades uno hielos y tracatrá.
  2. Tapenade. Aceitunas, alcaparras, anchoas y aceite de oliva. Todo triturado y acompañado con unos picos de semillas para dipear.
  3. Brochetas de tomate, queso feta, albahaca y pesto. Tan fácil como pinchar en un palo de brocheta los tomates cherry enteros, los cuadrados de queso feta y las hojas de albahaca fresca de manera intercalada para regarlos con salsa de pesto.
  4. Hummus de garbanzos con crudités. Garbanzos cocidos, aceite de sésamo, jugo de limón y comino. Triturar y servir con un buen chorro de aceite de oliva, sal y pimentón de la vera. La compañía perfecta son unas crudités de zanahoria, apio y pepino.
  5. Falafels de calabaza con salsa de yogur y menta. Calabaza y garbanzos cocidos, ajos, cilantro, comino, sal, pimienta y aceite de oliva. Tritura, haz bolas como croquetas y hornea durante 20 minutos. Acompáñalo de una salsa de yogur y menta.
  6. Bastones de hojaldre con salmón ahumado y eneldo fresco. Estira una lámina de hojaldre y ponle una capa de salmón ahumado y unas ramitas de eneldo fresco. Corta en tiras, torsiona los trozos y espolvorea unas semillas de sésamo. Al horno hasta que estén dorados y a disfrutar.
  7. Tabla de quesos con frutos rojos. Corta unas cuñas de los quesos que tengas en la nevera: queso de cabra, parmesano, mahones, queso azul… y acompáñalos con frambuesas, moras, arándanos, uvas y grosellas. También puedes ponerle nueces u otros frutos secos y a picotear.

Pongo la mesa, saco el picoteo y mis Cruzcampo Edición Limitada, como todo se come con las manos, estoy convencida de que el único ‘cubierto’ que van a necesitar es el abridor. Como, río, brindo y empiezan a salir las típicas conversaciones nostálgicas de verano alrededor de la mesa, esas que antes compartíamos en un banco comiendo pipas, sin móviles y con toque de diana a las 23h.

Entre historias de canicas a la hora del patio me acuerdo de cuando mi prima fue a la Expo de Sevilla y se hizo una foto con Curro, lo que me encantaban las vacaciones Santillana y lo mal que se me daban los problemas Rubio, cómo eran las fiestas del pueblo con mi abuela en las que con 200 pesetas me bastaba de sobra para comprarle a mi hermano un botellín Cruzcampo y un granizado de limón. Y cómo celebramos hace unos veranos el ‘Iniesta de mi vida’ juntas, en esta misma terraza brindando con esta misma cerveza, aunque no nos interesara el fútbol y no hubiésemos visto el gol.

Hay momentos que sólo se viven y se recuerdan alrededor de la mesa, por eso me fascina la idea de recopilar en este blog todas esas historias que pasan cuando estamos moviendo los bigotes o cuando tenemos los codos sobre la barra. Estoy tan convencida de que esto también te pasa que te invito a que disfrutes de un picoteo de verano como el mío recordando dónde estabas y qué hacías cuando pasó todo esto.

un comensal ha hablado

  • Fernando
    27 Julio 2017

    Hola, Marta. Acabo de verlo. Es una gozada las cosas que preparas. Se me hace la boca agua, y encima con piscina nocturna. Cómo te cuidas! Un ñam😜