Las cenas de verano saben diferente. Tienen como un regusto a quinceañera, a esas noches sentada en las escaleras de la puerta del vecino, a cabañas de sábanas, chapuzones por la noche y olor a jazmín. Las cenas de verano no tienen hora, ni dieta, ni frío. Son las mejores cenas del mundo y todavía no entiendo como las barbacoas en cualquier terraza no tienen Estrella Michelin.

La semana pasada preparamos una cena de verano que sonaba un poco a Jason Mraz, otro poco a chicharras y algo más a chisporroteo del carbón. A ese shhhh de cuando la carne gotea, a chin-chin y a un redoble de tambores de «ay, ¡que llena estoy!».

Hicimos hamburguesas a la barbacoa y en una bandeja corté diferentes ingredientes (cebolla morada, rúcula, tomate, queso de cabra, sobrasada y miel) para que cada una se la tuneara al gusto. Maíz tostado, zanahoria con dip de yogur y un buen bol de patatas fritas con curry en polvo.

Saqué las guirnaldas a la fresca, hice un camino de mesa con enredadera y aunque puse cubiertos, estaba segura que los mejores tenedores, esa noche, iban a ser nuestras manos. Las cenas de verano sirven para arreglar el mundo, recordar hazañas y contar con los dedos llenos de salsa barbacoa cuántas playas me quedan por recorrer.

mejor-hamburguesa-de-mi-mundo-6 mejor-hamburguesa-de-mi-mundo-4 mejor-hamburguesa-de-mi-mundo-13 mejor-hamburguesa-de-mi-mundo Collage 1 mejor-hamburguesa-de-mi-mundo-15 mejor-hamburguesa-de-mi-mundo-11 mejor-hamburguesa-de-mi-mundo-9 mejor-hamburguesa-de-mi-mundo-14 mejor-hamburguesa-de-mi-mundo Collage 4 mejor-hamburguesa-de-mi-mundo17

Como no va a ser la única cena que haga este verano, creo que con éste, voy a empezar un hilo de 5 post con ideas para cenarnos el mundo en el jardín. ¿Qué os parece? ¿Os apetece?

5 comensales han hablado

  • 24 julio 2015

    ¡Estoy llena! Llevo ya un rato picoteando un poquito de cada uno de tus posts y es que cada vez que entro a tu blog me pierdo entre los aromas y la esencia que derrochas en cada foto, frase o emoticono. Un placer «comer» contigo y espero que nos veamos pronto en alguna de tus cenas de verano 😉

    • 24 julio 2015

      ¡Gracias bonita! Espero que además de llenarte te alimente un pelín el alma 🙂 Te espero aquí con el carbón chisporroteando, ya sabes.

  • 24 julio 2015

    Suscribo todas esas sensaciones que relatas respecto a las cenas de verano, para mí es de lo mejor en esta época del año: salir a la terraza o al jardín y cenar a la fresca, a la luz de las velas o de las guirnaldas de exterior, y alargar la sobremesa hasta las tantas. Es curioso porque te seguía en Instagram pero no me había pasado todavía por tu blog. Así que por aquí me quedo 🙂

  • 27 julio 2015

    me encanta! sin duda esas cenas de verano son las mejores.
    Las que a media noche nos hace falta una chaquetilla, y en las que no nos hace falta mas que una buena mesa y compañia. Ideales…deberian estar obligadas cada semana!

    besazos

  • 1 agosto 2015

    Ainsss que bien se está de vacaciones, que gusto poder ponerme al día y disfrutar del entusiasmo que pones en cada uno de los momentos que describes alrededor de una mesa, envidia loca de no tener una terraza para poder cenar con mi amore con las estrellas y la luna sobre nuestras cabeza.