Mousse de latte macchiato para un desayuno de película

Hay días en los que te mereces un Óscar, da igual que sea jueves, domingo o lunes. Ese día en el que te levantas y piensas ‘hoy me lo dan’. Te mereces un Óscar a mejor protagonista de tu vida, un galardón que debería otorgarse a todas esas personas valientes, inquietas, emprendedoras, entusiastas y tremendamente activas que se atreven a dirigir su propia película vital. Personas como tú. Al fin y al cabo, la vida es una película con introducción, nudo y desenlace. A veces tragicomedia, a veces comedia romántica y otras tantas desternillante.

La estatuilla que necesitas en este guión lleva sellado en el pecho NESCAFÉ Dolce Gusto. Esta receta va por ti, porque hoy, mañana, cualquier día de estos… te mereces una mousse de Latte Macchiato como receta estrella para un desayuno de película.

Dime que no te has ido a dormir más de una noche soñando con el desayuno del día siguiente, pensando en meterte en la cocina como plan matinal y dejarte llevar entre música de piano y aroma a café. Dime que no has pensado alguna vez con levantarte un día un rato antes y pegarte un homenaje con las piernas cruzadas a lo indio mientras disfrutas del sol que entra por la ventana de tu salón. Dime, que no te has quedado alguna mañana buscando figuras en el humo de tu café y que has pedido a algún mago o a algún chasquido que transforme ese aroma en bizcocho o en perfume para llevarlo impregnado en tu piel.

Dime que tú también eres de ese tipo de personas a las que no les da pereza perseguir sueños, por pequeños que sean y que te pones micrometas enormemente necesarias del estilo ‘esta mañana es para mí’.

Esto no es el mago de Oz pero en 5 pasos que te llevarán 5 minutos habrás recorrido el camino de baldosas amarillas que te lleva hasta un desayuno de película, atenta a la receta de mousse de Latte Macchiato Dolce Gusto:

1. Prepara un Latte Macchiato en tu cafetera Dolce Gusto.

2. Vierte en un bol ½ vaso de nata para montar y ½ vaso de leche condensada.

3. Añade el Latte Macchiato y bate con unas varillas eléctricas.

4. Añade 4 cucharadas de cacao en polvo y continúa mezclando.

5. Deja reposar en la nevera y ¡listo!

Ahora sólo te queda presentar tu mousse de Latte Macchiato con unas perlas de toffee encima y unirlo a la mesa junto a la tabla de ibérico, albahaca, tomate y bretzel. Unos trozos de bizcocho de avellanas, un bol de yogur de fresa con frutos rojos, una copa de zumo de naranja y una taza de cremoso café descafeinado o tu variedad Dolce Gusto preferida puedes elegir entre 35 variedades distintas de café, té, chocolate y bebidas frías.

Con este desayuno de película te comes el mundo real, no tengas duda.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *