Me lanzo con una nueva sección: cómeme el tarro. ¡Tenía muchísimas ganas de empezarla! A menudo me escribís en comentarios pidiéndome las recetas de algunas de mis publicaciones. Así que, esta sección consistirá en una publicación semanal en la que traeré una receta perfecta para enamorar. Recetas sencillas, con un punto diferente, con las que conseguirás tener en el bote a cualquiera.

receta-arroz Cómeme el tarro 2 Collage

Ya os contaba aquí este verano que los tarros son los nuevos tupper, más estéticos, individuales y mucho más cómodos de manejar. Perfectos para los domingos de perreo en el sofá, sin necesidad de hacer equilibrios con la bandeja sobre las rodillas, fantásticos para llevar en el bolso o en una mochila y comer en el parque, en la oficina, para hincarle el tenedor caminando como cuando cogemos el típico cartón de take away oriental o incluso para servir en la mesa en una cena con amigos con su punto Pinterest.

receta-arroz-con-tomate-y-huevoCómeme el tarro 3 Collage servilleta-de-nubes

El primer cómeme el tarro es de arroz con tomate, huevo, arándanos y rúcula. Alguno amigo me ha dicho que era una receta con poco glamour para empezar, pero es que fue una de los primeros platos que me enamoró, así que no había una manera más sincera de inaugurar esta sección.

Al llegar del cole cuando mi madre me tenía preparado un plato de arroz a la cubana me parecía un menú delicatessen. Recuerdo que me lo comía casi sin masticar, como los pollos, mezclando el huevo con el arroz  y tragando, mientras cerraba los ojos de gustito, como si no hubiera comido desde antes de ayer. Para la versión de cómeme el tarro he decidido sumarle, a la receta clásica (sin plátano), unos arándanos y algunas hojas de rúcula. Delicioso. Además, como en el tarro se mezclan los ingredientes tan bien, los sabores entran juntos y los arándanos explotan en la boca dulces como caramelos.

arroz-con-tomate-huevo-en-tarroCómeme el tarro Collage

Para que te guardes mis recetas de ‘Cómeme el tarro’ de una manera bonita, Carla de La tortuguita blanca nos las va a ilustrar con todo el amor que tienen sus manos. ¿Qué te parece? Y si además te apetece tenerla en papel para enmarcarla y llenar tu casa, estudio o habitación de inspiración deliciosa, o te parece el regalo perfecto, junto con unos ingredientes, para que tu amor lo haga un día en casa, tienes la lámina en papel lista para enmarcar y salir de la tienda de La tortuguita blanca a tu casa, aquí. ¡Me encanta!.

fotoblog

Ésta, por ejemplo, se la voy a regalar a mi madre por ser mi inspiración y por llenarme de alegría y arroz con tomate y huevo los mediodías al llegar del colegio. ¿Y tú, a quién se la vas a regalar?  

7 comensales han hablado

  • 9 octubre 2015

    Qué buenisima pinta tiene Marta, es verdad que los tarros son mucho mas pinterest que los tupper, donde va a parar!!
    Probaré la receta porque a mi no me apasiona el arroz a la cubana con el plátano y por aquí arriba los arándanos sirven para todo 😉
    Un beso!
    Zaira

    • 9 octubre 2015

      ¡Gracias Zaira! Yo con el plátano no puedo, es con el único alimento que no hay manera… Pero vamos, que si el arroz a la cubana no es lo tuyo, no te preocupes, ya te daré otras ideas que seguro te gustarán más. ¡Besotes!

  • 9 octubre 2015

    También era mi plato favorito de pequeña y lo sigue siendo, aunque nunca lo he probado con arándanos y rúcula 🙂
    ¡Besotes!

    • 9 octubre 2015

      ¡Pues pruébalo! A mi me encanta hacer estos inventos cuando el sabor de algún ingrediente me gusta mucho. Bueno, en realidad es que soy una amante de mezclar lo dulce con lo salado y cualquier excusa me parece buena. jejeje.. Si lo pruebas, ya me contarás qué tal :*

  • 18 octubre 2015

    Me parece una idea genial esta nueva sección, los tarros están muy de moda y son tan cuquis!!!! Me encanta! Y el arroz a la cubana un plato riquísimo con el que siempre aciertas!

    • 20 octubre 2015

      Ay, el arroz a la cubana me tiene el corazón robado jejeje! Tan sencillo y taaan rico. El viernes nuevo #cómemeeltarro, ¡te va a encantar, es un puntazo de receta!