De pequeña me encantaba subirme a los árboles y quedarme hablando con mi hermana tumbada en alguna de sus ramas, no es que en casa tuviéramos secuoyas pero había un ficus bien crecidito que nos hacía el apaño. Nos creíamos exploradoras haciendo cabañas con sábanas en la terraza pero nunca se nos ocurrió que en aquel ficus podíamos haber montado un restaurante. En la isla de Koh Kood (Tailandia) fueron más listos y ahora en Tree Top Dining te ofrecen la experiencia de comer en la copa de un árbol. Voy a tener que ir.

Suben, a 16 metro de altura, mediante un sistema de polea la cesta/restaurante con una capacidad máxima de 4 personas. Un restaurante colgando de un árbol con una estructura y un material que recuerda al de los nidos de los pájaros. Además, no utilizan ningún tipo de anclaje o material que pueda dañar el árbol y están envueltas en mimbre para conservar la armonía con el entorno.

Comer en un árbol

Desde allí arriba y con unas espectaculares vistas al mar, un camarero enganchado a un arnés te sirve deliciosos platos de gastronomía local donde algunos alimentos provienen de huertos orgánicos de la isla.

Ya me estoy imaginando subida a la copa de un pino aquí en Mallorca, con la suerte de vistas que tenemos,  diciéndoles a mis amigas que hoy nos vamos de picnic especial. Bueno, yo no me subiría a 16 metros de altura porque no me parece necesario correr tantos riesgos si no tenemos el kit que tienen montado ellos en Koh Kood, así que con conseguir comer subida a la copa de un árbol de tres metros ya me doy más que satisfecha. Tranquilos, no lo voy a hacer (por ahora) pero espero que mi hermana no lea esto porque se apunta a un bombardeo y ella es muy sauvage.

Comer en un árbol 2Fotografías vía mymodernmet

Una experiencia gastro dirigida a comensales aventureros como nosotros. Por favor, que alguien vaya guardando mimbre, yo compro el arnés. El entorno bonito, las vistas al mar y las ganas ya las tenemos. ¿Quién no ha soñado alguna vez con la casa del árbol? Pues esta es la versión foodie.