Madrid lo tiene casi todo, incluso una cala para meter los pies en el mar. Como isleña entenderéis lo pesada que soy importante que es para mí poder cantar emocionalmente aquello de ‘cómo una ola’ a grito pelao esté donde esté y la necesidad que tengo de (a)mar.

En Madrid y sin perder la esperanza de búsqueda aunque una conocida canción me diera con el asfalto en la boca, he encontrado una calle mediterránea al lado de Serrano, la sensación de que el mar está al final de la Gran Vía y lo último, una cala en mitad de Embajadores donde pueden llevarte ‘la pesca’ a la puerta de casa.

Deliveroo

Deliveroo

En esta última calle, sobre el puesto número 67 del Mercado de San Fernando, entre libros que posan en los pesos de una antigua carnicería y piezas de ropa que se tumban en lo que antes fue una nevera está The Fish Market, una pequeña parada desde la que mojar los labios en el mar. Por si esto no fuera ya de por sí una maravilla, resulta que desde casa y sólo con tu dedo índice puedes decirles a través de la web de Deliveroo que quieres que te traigan las maravillas gastronómicas de su cala a casa, a la oficina o al infinito y más allá (siempre que tu infinito no esté muy lejos de su zona de reparto) a golpe de pedal.  Yo me lo imagino algo así como si activar el pedido fuese hacer un gesto de ‘ven’ con el dedo, acompañado de un sonoro ‘tssss, tsss’ y me parece magia.

Ya me pareció muy interesante la propuesta de Marea en la playa de Palma con una lonja en la barra, o la jarana que se monta los sábados al mediodía en el mercado de la Cebada en La Latina, pero que me puedan subir el mar a un 3º sin ascensor en pleno centro de Madrid ya es algo que me resultaba tan futurista como poder pedir helados artesanos a domicilio y que llegaran sin chorretones. Todo se ha cumplido.

Deliveroo Collage Deliveroo

Ya podéis imaginar que de un tiempo a esta parte mi romance con Deliveroo es como montar en bicicleta, una vez empecé a usarlo ya nunca se me olvida. Como les quiero y es correspondido, me han dado un código de 8 euros de descuento para los que os sentáis en esta mesa: MESAMEVERANO*.

Feliz lo que queda de verano, nos vemos pronto en Valencia, Murcia, Madrid y Gijón con mi libro para foodies inquietos y un buen Banquete de Ideas ¡Septiembre llega con hambre!

*código válido en tu primer pedido