Si me preguntas así a bocajarro qué llevo en el bolso, te diré que no tengo ni idea. No sé en qué momento de mi vida pasó de accesorio chic a despensa portátil, una especie de armario de los porsiacaso, un pozo sin fondo, el baúl de la Piquer, un Mary Poppins en toda regla. He llegado a acumular allí dentro, sin que me pesen, más de 7000 restaurantes. Te aseguro que en mi bolso no pasaríamos hambre.

El fin de semana pasado reservé un momento de felicidad en el restaurante Viridiana desde la app de El Tenedor, de ahí el truco por el que consigo que me quepan miles de restaurantes en el bolso y chuparme los dedos cada vez que saco la cartera.

El-tenedor-Marta-Simonet-3

Viridiana es un clásico de entre los clásicos, uno de esos restaurantes que recomiendo a los que no han ido ninguna vez. Una experiencia curiosa, excelente y única por la que te conduce Abraham García junto a su equipo, su casquería, su sombrero y su decoración de película. Me relamí dos o tres veces entre la crema de hongos, los huevos con trufa, los canelones de pato azulón y el helado de roscón de reyes.

Collage El tenedor 220151129_145820El-tenedor-Marta-Simonet-1

Los 7000 restaurantes con sus cartas, sus precios, sus descuentos y sus opiniones no los llevo desperdigados entre el cacao para los labios y los pañuelos de Tiger, sino en el móvil y éste en el bolsillo exterior del bolso. Podéis imaginar la constante tentación de ojear opciones y promociones para alimentar mi felicidad de entre todas las que ofrecen. No tengo ninguna duda de que es muchísimo más sencillo reservar con El Tenedor que encontrar las llaves en mi porta objetos de mano.

Y tú, ¿cuál es el restaurante que siempre llevas en el bolso?