Porridge con manzana Marlene

Te levantas con el vaivén de las arrugas de las sábanas haciendo estragos en tus mejillas. Te pones las zapatillas con un ojo abierto y otro cerrado. Subes la persiana, hay demasiada luz y el verde de los pinos te ciega, te embriaga. Vas arrastrando los pies hasta el baño y te lavas la cara mientras le das al play a la lista de Spotify de los sábados. Compraste avena, frutas, has aprendido a hacer un huevo poché y te vas a preparar un desayuno calentibiri para celebrar que por fin ha llegado el frío, que tienes todo el sábado por delante y que debajo de la manta del sofá promete haber una vida fascinante que descubrir apretando cada uno de los botones del mando que te conecta a un mundo fantástico.

El porrigde, ese desayuno instagramero que has visto tantas veces y que nunca te ha entrado por el paladar. Un desayuno tan completo como combinable; que si dulce, que si salado, que si dos toppings, que si todosloquetedelarealgana. Se hace casi solo, sienta como un guante y cada día te pide probar con otro ingrediente más. En Inglaterra es un clásico mañanero y, créeme que de cada dos sábados en tu casa (vivas donde vivas, estés donde estés), tres, se van a vestir de Londres cuando descubras lo que te fascina este porridge de copos de avena, leche de coco, finas, dulces y crujientes virutas frescas de manzana Marlene en su variedad Golden Delicious, aromática canela en rama y en polvo, deliciosa miel cruda, el toque sensacionalmente raruno y picantón de germinados de rábano y unas nota ácidas y explosivas de grosellas.

Lo describo y me siento paladeando estas letras como si, más que un desayuno, fuera un cuadro para disfrutar mientras se cocina, admirar mientras se sirve y saborear con música de ‘mmmm’ mientras se come. Cómo me gusta la liturgia de los desayunos, los inconscientes rituales que lleva y la libertad de practicarlos sin límites los sábados.

Ingredientes:
  • 1 vaso de copos de avena
  • Canela en rama y en polvo
  • 1 cucharada de miel cruda
  • 2 vasos de leche de coco
  • 1 manzana Marlene Golden Delicious
  • Un puñadito de germinados de rábano
  • 1 ramita de grosellas
  • Algunos pistachos

Receta de porridge mesamemuchero:

  1. Vierte la leche en una cacerola y llévala a ebullición.
  2. Añade los copos de avena y apaga el fuego.
  3. Deja que la avena se empape durante unos minutos.
  4. Sirve la mezcla de la avena y la leche de coco en un plato hondo o en un bol.
  5. Corta la manzana en láminas y colócalas sobre el porridge.
  6. Espolvorea la canela (y, si te apetece, añádele también vainilla)
  7. Pica los pistachos y repártelos por la superficie.
  8. Añade los germinados de rábano, la canela en rama y las grosellas.
  9. Échale la miel recorriendo cada uno de los rincones del plato.
  10. Suelta el mando, ponte el plato calentito sobre las rodillas y disfruta de este porridge.